Escucha FM105

Visita nuestras redes

Local

EL MOLCAJETE

Publicado

el

Que tristeza, lástima, impotencia, coraje, todo junto, da el ver como Guaymas se sigue hundiendo y que la misma alcaldesa y el inepto comisario de policía sean quienes están echando la tierra para que no pueda salir.

 

Se ha hablado infinidad de veces sobre los robos, asaltos, y la violencia que sigue dejando muerte y más muerte en las calles, a la hora y en el lugar que sea.

 

Lo que faltaba, y como alguien dijo: válgame la chi…flada, hasta secuestros. Sí, hasta secuestros se están dando en Guaymas con la complacencia del Capitán América, Andresito Cano Ahuir.

 

Ayer, un muchachito de 12 años iba a un establecimiento comercial cuando muy cerca de su casa, en la colonia Fovissste, fue subido a la fuerza a un carro, le quitaron la ropa que traía puesta y la dejaron tirada en la calle.

 

Hasta ahí, es privación ilegal de la libertad. Pero después, el abuelo del niño recibió una llamada telefónica para exigirle, primero, 300 mil pesos, que quedaron en 50 mil, claro con amenaza de por medio si no cumplía.

 

Policías y militares fueron a la casa del menor, pidieron a los familiares una fotografía y se fueron, así nomás, sin siquiera asesorarlos o guiarlos, lo que hizo que la desesperación invadiera a la familia del muchachito y ellos mismos, apoyados por otras personas, iniciaran una búsqueda.

 

Pudo haber sido una imprudencia, provocada por las mismas autoridades, y pudo haber fallado. Afortunadamente el menor fue dejado uno de esos establecimientos llamados ciber y volvió a su casa sano y salvo.

 

Esta es una historia amarga, con final feliz. Pero ese no es el caso, esto nos demuestra que todos los guaymenses, tengan dinero o no, están expuestos a ser blanco de los delincuentes, gracias a la ineptitud de las personas al frente de una desorganizada y desaseada administración municipal y de la policía.

 

Aquí ya no se trata de que, si se llevan un peso o un millón, se trata de que la ineptitud de Celidita o Sarita, quien sea que desgobierne, y de un capitán incapaz y falto de ética, están poniendo en riesgo toda una comunidad.

 

La ambición de unos no puede ser la desgracia de todos… ¡Ya basta!

Grupo Padilla Hnos.

error: Este contenido esta protegido !!