Escucha FM105

Visita nuestras redes

Mundo

Masacre en Nueva Zelanda: “Vi personas morir delante mío”

Publicado

el

Los sobrevivientes al ataque es las mezquitas relataron sus vivencias, y cómo hicieron para escapar. 

 

Las autoridades de Nueva Zelanda buscan trazar cómo fue la secuencia del tiroteo en las dos mezquitas de Christchurch del viernes 15 de marzo que dejó 49 muertos. Y hasta que los tres detenidos declaren, la policía depende de los testigos de quienes estuvieron dentro de las mezquitas, o bien pasaban por el lugar al momento de los ataques.

Según un hombre llamado Ramzan citado por el diario The Guardian, todo era paz y tranquilidad en la mezquita Al Noor, hasta que alrededor de las 13.40 (21.40 de la noche del jueves en la Argentina) se desató el infierno. “Todo empezó en la sala principal… Yo estaba en una lateral, así que no pude ver al tirador, pero de golpe vi gente entrar corriendo a la sala en la que estaba yo, algunos rengueando y con sangre en las manos“, detalló al medio británico.

Violencia terrorista en Nueva Zelanda: casi 50 muertos en ataques a dos mezquitas

Violencia terrorista en Nueva Zelanda: casi 50 muertos en ataques a dos mezquitas

De acuerdo a Ramzan, que está en silla de ruedas, el ataque se extendió por alrededor de 7 minutos. “Escuché gente gritando, llorando, vi gente caerse muerta delante mío. Yo no me podía mover solo, así que no me podía escapar”, continuó relatando el hombre, quien dijo que trató de llegar hasta el final del templo en busca de su esposa. “Había 20 personas a mi derecha, algunas muertas, y como 10 a mi izquierda. Vi tantas balas en el piso, cientas”, completó.

El atacante transmitió por Facebook un video de aproximadamente 17 minutos. Allí se lo ve conduciendo en su auto camino a la mezquita, mientras que en el asiento del acompañante se ven varias armas. La transmisión lo muestra llegando al lugar, en donde abrió fuego indiscriminadamente. Luego de algunos minutos, abandona el lugar, se sube nuevamente al auto, y sigue disparando a gente en la calle a través de la ventanilla.

Civiles al rescate

Farid Ahmed es otra persona que estaba en el lugar al momento cuando empezó el ataque. “Me escondí debajo de un banco, con las piernas afueras, e hice de cuenta que ya no respiraba. Recargó el arma siete veces: bum, bum, bum. Cada vez que las balas se detenían, volvía a recargar”, relató según The Guardian. 

Un sobreviviente al ataque a una de las mezquitas en Christchurch habla por celular luego del incidente. / AP

 

En un testimonio recogido por The New Zealand Herald, Mohan Ibrahim afirmó que estaba adentro al momento en que empezó el tiroteo. “Al principio pensamos que era una descarga eléctrica, pero después empezamos a ver la gente corriendo. Hay amigos que estaban adentro conmigo con los cuales no me pude comunicar todavía. Tengo miedo”, contó. 

Un sobreviviente que no pudo ser identificado le contó a la cadena TVNZ que vio como el atacante le disparó a un hombre en el pecho. Otro hombre, en diálogo con Radio New Zealand, contó que quienes estaban dentro de la mezquita empezaron a romper las ventanas para tratar de escapar. “Les empezó a disparar. A cualquiera que creía estaba vivo, les disparaba”, narró.

Carl Pomare justo pasaba por el lugar cuando empezó a ver gente que “corría por su vida”, según relató a la BBC. Unió su auto al de otra persona que estaba en el lugar, y formaron un cordón para auxiliar a quienes iban saliendo de la mezquita. “Éramos alrededor de seis personas que estábamos afuera, todos civiles, tratando de ayudar a las víctimas”, explicó. La asistencia de estas personas resultó fundamental en los primeros momentos después del ataque, ya que las ambulancias no podían llegar al lugar hasta que no se determinase que el peligro había pasado.

“El hombre gritaba cosas mientras disparaba”

En la mezquita Linwood Masjid, donde se llevó a cabo el segundo ataque, los sobrevivientes dijeron a medios locales que vieron a un atacante con un casco negro abrir fuego sobre las casi 100 personas en el lugar.

En declaraciones al sitio Stuff, Syed Ahmed dijo que se escondió en el cuarto de abluciones, desde donde pudo ver al atacante. “Estaba disparando, y gritó algo mientras lo hacía, pero no se le entendió debido a todos los gritos”, relató. Algunas personas fueron ultimadas en medio de una ceremonia de oración. En la mayoría de los casos, eran señores mayores que estaban sentados, dado que no podían arrodillarse. Ahmed afirmó haber visto ocho muertos.

Una víctima de uno de los ataques a las mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda. / AP

 

Farhaan Farheez también estaba rezando al momento en que empezaron los disparos. “No sé qué sonido tiene un disparo. Cuando estamos rezando, nos desconectamos del mundo exterior… los disparos seguían y seguían, y la gente adentro seguía orando”, detalló. 

Los comerciantes en la zona dijeron que escucharon los disparos, pero que en un principio pensaron que eran martillos neumáticos. Janine Richmond, que tiene una clínica dental a 50 metros de la mezquita, relató a Stuff que escuchó cerca de 20 disparos alrededor de las 13.50. Dice que salió a ver de qué se trataba, y se encontró con que la zona estaba acordonada.

Tanto ella como los demás comerciantes se recluyeron en sus comercios, hasta que la policía les dijo que pudieran salir.

Continuar leyendo

Grupo Padilla Hnos.