Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

Nueva píldora de insulina podría ayudar a diabéticos

Publicado

el

La innovadora alternativa se encuentra en fase de pruebas

EE.UU.- Un grupo de científicos del Brigham and Women’s Hospital de Boston han diseñado una nueva píldora como una posible alternativa a las inyecciones de insulina para pacientes con diabetes.

La píldora está compuesta por una cápsula biodegradable del tamaño de un garbanzo con una microaguja a través de la cual se inyecta la insulina en las paredes del estómago.

Debido a que la insulina se disuelve fácilmente en el estómago al ser ingerida, los investigadores tuvieron que idear un mecanismo que garantizara la correcta aplicación de la microinyección tras ingerir la píldora.

Las característicasde su forma y su volumen de densidad le permiten auto-orientarse y ser correctamente inyectada.

Puede pensarse que una inyección en el estómago resultaría dolorosa, pero ellos afirman que el paciente no la sentiría, pues además de que la aguja es demasiado pequeña, las paredes del estómago no poseen receptores del dolor.

En cuanto a los materiales que la conforman, aseguran que la aguja está hecha casi en su totalidad de insulina liofilizada y comprimida, empleando un proceso como el de las tabletas de medicamentos. Su eje no entra en la pared del estómago y está hecho de un material biodegradable.

En el interior de la cápsula, la aguja se encuentra unida a un resorte comprimido que se mantiene en su lugar por un disco hecho de azúcar. Tras ser ingerida, los líquidos estomacales disuelven este disco y se libera el resorte para inyectar la aguja en la pared del estómago.

Esta innovación se encuentra apenas en fase de pruebas. Hasta ahora, sólo ha sido aplicada a cerdos en ayuno, a los cuales les administraron primeramente dosis de 0.3 mg y después de 5 mg, cantidades similares a las empleadas por pacientes con diabetes tipo 2.

Se midió el nivel de insulina en la sangre de los porcinos antes y después de la aplicación de la píldora. Los resultados obtenidos mostraron un descenso en los niveles de glucosa similar al de las inyecciones y no detectaron daños en el tejido estomacal.

Los responsables de esto se encuentran muy entusiasmados con el proyecto y desean continuar con los detalles restantes de la investigación.

De lograrlo, muchos pacientes se verían beneficiados con esta nueva alternativa, pues las tradicionales inyecciones resultan molestas y poco asequibles para algunos.

Continuar leyendo

Grupo Padilla Hnos.