Escucha FM105

Visita nuestras redes

Mundo

Opositor a las armas nucleares, Noam Chomsky cumple 90 años de vida

Publicado

el

El filósofo y activista ha publicado más de un centenar de obras y miles de artículos científicos y de opinión sobre la política estadounidense.

México.- Hoy por la mañana, más de uno se sobresaltó al ver el nombre del académico estadounidense y profesor emérito del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), Noam Chomsky, entre las principales tendencias en Twitter. Sin embargo, todas las entradas se debían a la conmemoración del onomástico noventa de uno de los más conocidos e influyentes críticos de prominentes figuras del establishment financiero, empresarial y político de Estados Unidos.

Chomsky: una vida de disidencia.

La biografía publicada por el canadiense Robert F. Barsky, retrata la vida de Chomsky a partir del ambiente político e intelectual de finales de la década de los cincuenta y los sesenta: desde el inicio de la Guerra Fría, la lucha por los derechos civiles, etcétera. Lingüista de formación, con un doctorado por la Universidad de Pensilvania, el filósofo y activista ha publicado más de un centenar de obras y miles de artículos científicos y de opinión sobre la política estadounidense, que incluyen: la Guerra de Vietnam y otras políticas intervencionistas, la defensa y promoción de los derechos humanos, el conflicto palestino-israelí, la lucha contra el terrorismo y la carrera armamentista, entre muchos otros.[ii][iii]

Algunos de estos, incluso, forman parte de las lecturas de cabecera de los más variopintos personajes vinculados al amplio espectro político de izquierdas: desde el finado presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pasando por el senador Bernie Sanders, y el director de cine, Oliver Stone. Además, muchos recordarán el encuentro que el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tuvo con Chomsky a principios de este año.[iv] No obstante, el académico no se encuentra exento de criticismos.

 

Por ejemplo, resultan memorables las discusiones de Chomsky con dos prominentes académicos identificados con el realismo y el realismo ofensivo como lo son Stephen Walt y John Mearsheimer sobre la relación entre Estados Unidos e Israel,así como la influencia de esta simbiosis en la región de Medio Oriente. Mientras Chomsky considera a Israel como “un peón al servicio del imperialismo estadounidense para promover sus intereses”, los segundos argumentan que se trata de una relación mucho más compleja y se encuentra definida por la gran influencia del “lobby” israelí en la definición de la política exterior de Estados Unidos en la región.[v]

Otra de las facetas “menos conocidas” de Noam Chomsky es su oposición a la existencia de las armas nucleares y a la carrera armamentista que por años mantuvieron Estados Unidos y la ex Unión Soviética, y reavivada en los últimos años por la progresiva descomposición de la relación bilateral entre Estados Unidos y la Federación de Rusia; así como por las actitudes beligerantes de los presidentes Donald Trump y Vladímir Putin. En mayo de este año, en una conferencia magistral impartida durante un evento organizado por diversos activistas y representantes de la sociedad civil que buscan eliminar el peligro de las armas nucleares, Chomsky en su intervención titulada El futuro de la Humanidad [vi], además de referirse a la “imperiosa necesidad de eliminar de la tierra el flagelo de las armas nucleares”, se cuestionó sobre la existencia de la humanidad y si ésta se trataba de un “error evolutivo”, toda vez que “desde la Segunda Guerra Mundial, [pareciera que] nuestra especie se ha empeñado en instituir [dicha] tesis…”. Esto lo reafirma en una de sus más recientes obras Nuclear War and Environmental Catastrophe en la que asegura que, además de la guerra nuclear, la posibilidad de sufrir una catástrofe ambiental también representa un reto existencial para la humanidad.

A sus noventa años, Noam Chomsky sigue siendo uno de los autores más prolíficosy uno de los principales referentes de las opiniones críticas al poder, las políticas y valores occidentales, no solo en Estados Unidos sino en diversos países. Más allá de si uno coincide con sus posicionamientos o no, lo cierto es que resulta innegable que se trata de una voz estridente que es necesario escuchar y contrastar con las corrientes de pensamiento imperantes, a fin de lograr un mejor entendimiento de la realidad internacional actual y enfrentar los retos geopolíticos del futuro.

 

Continuar leyendo

Grupo Padilla Hnos.