Carlos Andrés murió electrocutado en presencia de su hijo de 12 años, a quien pidió lo acompañara a robar  cableado eléctrico.

El hombre de 43 años, recibió una intensa descarga eléctrica, después de trepar a un poste de la red del suministro de energía, de donde pretendía adueñarse de un tramo del hilo metálico.

Fue a las 17:15 horas del miércoles cuando el menor de edad pidió auxilio al 911 desde un predio ubicado en el sureste de Hermosillo; en el llamado indicó que un hombre se había electrocutado.

Al sitio ubicado a la altura del kilómetro 11.5 de la carretera que conduce a La Colorada, acudieron paramédicos de Cruz Roja y agentes de la Policía Municipal.

En el lugar encontraron a Carlos Andrés tirado en el suelo, a corta distancia de un poste de tendido eléctrico; los socorristas lo auscultaron e indicaron que no contaba con signos vitales.

Los agentes acordonaron el área y pidieron la intervención de personal del Departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia el Estado para el levantamiento de evidencias.

 

Robar en familia

Los agentes dialogaron con el menor de edad, quien informó que su padre murió en un intento por robar el cable del tendido eléctrico.

Precisó que al llegar al sitio su padre le quiso demostrar la forma en que se apoderarían el hilo conductor de energía y subió al poste pero recibió la descarga eléctrica, saliendo proyectado al suelo.

Un agente del Ministerio Público del Fuero Común ordenó el traslado el cadáver al Servicio Médico Forense para la práctica de las pruebas periciales de ley.