Escucha FM105

Visita nuestras redes

Mundo

Ryanair despide a tripulación tras foto de protesta

Publicado

el

La aerolínea decidió correr a seis empleados que se tumbaron al suelo en una sala de tripulación para tomarse una foto fingiendo que estaban durmiendo.

La aerolínea de bajo coste Ryanair informó este miércoles del despido de seis tripulantes de cabina acusados de haber publicado una “foto falsa” de ellos durmiendo en el suelo en un aeropuerto español para denunciar sus condiciones laborales.

“Los seis tripulantes de cabina de Porto fueron despedidos el lunes 5 de noviembre (…) por una falta grave por haber escenificado una foto falsa” en el suelo para hacer creer “que habían sido ‘forzados a dormir en el suelo‘ en la sala de tripulación de Málaga” (sur de España), declaró la compañía irlandesa en un comunicado.

Ryanair, enredada desde hace meses en conflictos laborales con sus plantillas en varios países, afirmó que su reputación había quedado dañada por la publicación de esta fotografía que generó un gran revuelo.

El 14 de octubre, con fuertes tormentas que bloqueaban el tráfico aéreo, una veintena de miembros del personal de cabina basado en Portugal tuvo que pasar la noche en el aeropuerto de Málaga.

Primero fueron instalados en la sala de la tripulación, equipada solamente con algunas sillas según los sindicatos, y después en la sala VIP destinada normalmente a los clientes.

Algunos empleados se tumbaron en el suelo para tomarse una fotografía. La publicaron en Twitter asegurando que “duermen en el suelo de una sala de tripulación” y llamó la atención de la dirección.

“Desgraciadamente, todos los hoteles estaban llenos en Málaga”, respondió en medio del revuelo el director de operaciones Peter Bellew. “La tormenta creó enormes daños en Portugal. La tripulación fue trasladada a la sala VIP”, añadió.

“Todos sabemos que Málaga (…) y toda la costa del Sol tienen una oferta de alojamiento enorme y mucho más en octubre, que es temporada baja”, respondió el sindicato español Sticpla en un comunicado recibido este miércoles por la AFP.

Para Luciana Passo, presidenta del sindicato portugués SNPVAC, la controvertida fotografía era sobre todo una “manifestación del derecho a la indignación”.

“Había 24 miembros en una sala con ocho sillas. Algunos de ellos decidieron manifestar su indignación tumbándose al suelo ya que las otras sillas estaban ocupadas, y una persona, que no formaba parte de la tripulación, decidió publicar la foto en redes sociales. ¡Y han acabado despedidos!”, denunció, según la agencia portuguesa Lusa.

Este despido es “una vergüenza“, coincidió el miércoles Ernesto Iglesias, del sindicato español USO, en declaraciones a la AFP.

“Esto se denunció durante la huelga (europea de Ryanair en septiembre, ndlr) que las salas de tripulación no estaban habilitadas para descansar”, señaló.

Con información de AFP

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo Padilla Hnos.