Pavel Gibrán Morán Almazán, fue hallado responsable de los delitos de exhibiciones obscenas y abusos deshonestos por lo que le dieron nueve años de cárcel y le impusieron una multa de 78 mil 768 pesos como reparación del año.

El hombre que en enero pasado fue detenido tras intentar subir a su  carro a varias menores de edad, a las cuales les hizo exhibiciones obscenas, fue sentenciado por  un juez oral penal a nueve años y cuatro meses de prisión, así como al pago de una multa por 78 mil 768 pesos por reparación del daño.

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) informó que se trata de Pavel Gibrán Morán Almazán, quien fue encontrado responsable de los delitos de exhibiciones obscenas y abusos deshonestos, cometidos el 18 de enero de 2018.

El reporte de la Fiscalía precisa que se recabaron  las pruebas suficientes por parte del  agente del Ministerio Público, quien logró que el Juez calificara de legal la detención, ordenará prisión preventiva, vinculara a proceso y fijara la sentencia condenatoria.

Pavel Gibrán eligió un procedimiento abreviado como forma de terminación anticipada, en cuyo proceso aceptó su responsabilidad en la comisión de los delitos que personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado le imputaba.

Como se recordará, el sujeto fue asegurado en la colonia la Cholla  tras ser denunciado por cometer dichos delitos en prejudicio de varias niñas, de entre seis y siete años de edad.

 

Modus operandi

El señalado se acercaba a su víctimas con el pretexto de que no podía agacharse para sacar un teléfono de debajo de su vehículo, relata el comunicado.

Cuando las niñas se acercaban a la unidad motriz, él se colocaba detrás de ellas, se bajaba las prendas de vestir y les realizaba tocamientos.

Además, en uno de los casos llamó a una de las niñas a su auto y cuando ésta se acercó, le mostró sus genitales.

La detención se registró el 18 de enero, en calles de la colonia La Cholla, por elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública cuando Morán Almazán conducía un sedán marca Volkswagen, línea Jetta, color gris.

Será hoy a las 10:00 horas, cuando se realizará la audiencia para la lectura de la sentencia y se le explicará que la condena no cuenta con acceso a la suspensión condicionada.

 

No era la primera vez

Pavel Gibrán fue apresado a las 11:35 horas del 8 de noviembre de 2014, en el fraccionamiento San Bosco, a corta distancia de la Cholla, cuando  los gritos de una niña, de 5 años,  provenientes de la calle, alertaron a su padre.

Cuando el hombre salió de su domicilio a indagar qué le estaba sucediendo a la menor de edad, la encontró a bordo de un sedán marca Dodge, línea Verna, junto a Pavel Gibrán quien en aquél tiempo contaba con 28 años.

El progenitor de la víctima abrió la puerta del auto y tras un forcejeo con el señalado logró bajar a la niña.

El altercado fue notado por los vecinos, quienes pidieron auxilio al 911 y en pocos minutos arribaron agentes de la Policía Municipal, quienes lo arrestaron.

Por dicha acción, fue consignado por su presunta participación en la comisión del delito de privación ilegal de la libertad.