Una mujer logró escapar el pasado lunes de dos personas del sexo masculino que intentaron privarla de la libertad, en la colonia El Sahuaro.

El intento de “levantón” sucedió alrededor de las 7:15 horas en la confluencia de la calle República de Puerto Rico y avenida Saturnino Campoy, por donde caminaba hacia su trabajo.

Ese día Lucía, de 28 años, se desplazaba a su centro laboral a bordo de un camión que cubre la ruta 1 Sahuaro, pero la unidad tuvo un desperfecto en el cruce de bulevar Solidaridad y avenida Saturnino Campoy.

Aunque faltaba mucho para llegar a la escuela donde labora, la mujer descendió del vehículo y emprendió la caminata con rumbo al poniente de la ciudad, ya que el camión se descompuso a 20 cuadras de distancia, aproximadamente.

Apenas había avanzado cuatro cuadras cuando se le emparejó un vehículo tipo sedán, color negro, que era abordado por dos personas del sexo masculino y éstos le ofrecieron “raite”, el cual rechazó y continuó su trayectoria, pero luego sintió que la sujetaban de un brazo y se percató que era el copiloto del sedán, que intentaba subirla a la fuerza al auto.

 

La huida

La fémina logró zafarse del individuo y emprendió la huida a fuerza de carrera, atravesándose a los carros que circulaban por calles del sector hasta que finalmente llegó al Jardín de Niños, Arcoíris, ubicado en calles Cerro del Águila y Arcoíris, en la colonia Mirasoles a donde ingresó llorando, vomitando y agotada por el esfuerzo para evadirlos.

Minutos después notificó lo sucedido a la directora del plantel, quien reportó el incidente al 911 y agentes de la Policía Municipal acudieron al sitio, a las 7:55 horas, para elaborar el informe respectivo.

La perjudicada dijo desconocer la marca del sedán y solamente expresó que el individuo que la “jaloneó” vestía camiseta color café, pantalón de mezclilla y que debe tener alrededor de 30 años.

Además, expresó su temor y frustración por el hecho, el cual aparentemente, fue fortuito, ya que es una ruta que no acostumbra, y supone que el ataque ocurrió porque la vieron caminando sola y destaca la suerte que tuvo al lograr escapar.

 

Narra en Twitter lo sucedido

Lucía narró en Twitter la forma en que sucedió el intento de privación de su libertad; aquí la crónica a través de la red social: “Les voy a contar una historia de terror y percepción que afortunadamente terminó en un esguince de cuello, cita en el psiquiátrico y medicamentos”, inició.

Agregó “Este es el tuit antes de la tragedia: @laBalmori Cuando por fin pasó, se quedó tirado el camión. Y aun así quieren cobrar más caro”. Y en el siguiente: “El camión nos bajó en la parada que está en Solidaridad y Campoy. El señor camionero nos dijo que esperáramos el siguiente camión para terminar la ruta.  Yo a veces suelo caminar del Héctor Espino a mi chamba, porque no se me hace lejos”.

Continuó “Y era la misma distancia. Solo que en vez de ir por la calle del ITH, iba sobre un bulevar transitado. Así que se me hizo fácil caminar, como suelo hacerlo, desde ahí hasta mi chamba”.

Siguió: “Llevaba unas cuatro cuadras caminadas, iba jugando Clash Royale en el teléfono (no es un comercial pagado). Iba distraída, pues.” Y continuó  “Se orilló un carro. Iban dos vatos. El copiloto me ofreció raite y dije que no, gracias. Siguió insistiendo y seguí contestando que no. Intenté seguir caminando. Se bajó el copiloto y quiso meterme al carro a la fuerza”.

El relato continúa “‏Llegué al kínder. En histeria total. Vomité muchas veces. No podía decir qué me había pasado. Cuando por fin pude hacerlo, llamaron a la policía” y el siguiente tuit “Llegaron pronto, pero ya habían pasado unos 20 minutos desde el suceso. No se pudo hacer mucho, más que levantar un acta”.