Un cuerpo desmembrado y calcinado, fue localizado ayer en la colonia Rinconada de la Cruz, después que un perro apareciera en una calle comiendo la pierna de la víctima.

Fue alrededor de las 7:40 horas cuando un oficial de la Policía Municipal acudió a visitar a su padre, quien vive en el callejón Santa Cruz y ambos salieron a caminar hacia un terreno donde el mayor tiene unas plantas que diariamente cuida.

En ese sitio, donde se ubica una pila, observaron a un perro que se estaba alimentado con lo que creyeron era un animal muerto, y lo corrieron.

Al acercarse se asombraron al descubrir que se trata de una extremidad de persona, a la cual se le alcanzaba a apreciar las letras “ENCI”, en tipo gótico.

Tras el hallazgo, el agente y su padre inspeccionaron el área y al percibir  olores raros en el ambiente fueron guiados hasta el sitio donde localizaron partes de un cuerpo, consumidas parcialmente por fuego.

El elementos policiaco notificó el hecho al 911 y en pocos minutos arribaron sus colegas, quienes acordonaron el lugar y pidieron la intervención de personal del Departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Al parecer en el lugar solamente se localizó el tronco del cuerpo, el cual estaba humeante y parte de las extremidades.

Un agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en homicidios, feminicidios y lesiones graves dolosas dio fe del deceso y ordenó el traslado de las partes de cuerpo al Servicio Médico Forense.