Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

Chiles en nogada rica y sana tradición

Publicado

el

Las fiestas patrias son un ícono en la cultura de México, por eso celébralas con una buena comida. Aquí te ofrecemos una receta clásica de la gastronomía mexicana, que mezcla los tres colores de la bandera (verde, blanco y rojo), así como los sabores dulces y salados: Chiles en nogada.

El ingrediente principal para este suculento platillo es el chile poblano. Éste es rico en vitamina A y C. Además, al ingerirlo se liberan endorfinas(analgésicos naturales que provocan alegría) y contiene “capsicina”, sustancia que es considerada como un antiinflamatorio natural.

El origen de los Chiles en Nogada se remonta al año 1821, en Puebla, cuando las monjas clarisas del convento de Santa Mónica ofrecieron un banquete en honor a Agustín de Iturbide, quien se proclamó emperador y festejaba su cumpleaños. Tal vez la preparación de estos chiles es un tanto complicada; sin embargo, aquí de brindamos unos tips para facilitar su elaboración.

Ingredientes:

  1. 10 chiles poblanos asados, desvenados y pelados

Para la nogada

  1. ¼ de nuez de castilla pelada
  2. ½ taza de almendras remojadas, peladas y secas
  3. 1 queso crema grande o queso de cabra
  4. 1 litro de crema
  5. Azúcar al gusto

Para el relleno

  1. 300 gramos de carne molida de res
  2. Recaudo (2 jitomates, ¼ de cebolla y 1 diente de ajo licuados)
  3. 3 peras Anjou cortadas en cuadros de 1 centímetro
  4. 3 manzanas chicas cortadas en cuadros de 1 centímetro
  5. 3 duraznos criollos cortados en cuadros de 1 centímetro
  6. ½ taza de nuez picada
  7. ½ taza de almendras remojadas peladas y picadas
  8. 100 gramos de acitrón picado
  9. ½ taza de pasitas enteras
  10. 3 cucharadas de aceite
  11. Para adornar
  12. Granada
  13. Hojas de perejil

Preparación

Para la nogada

Licúa todos los ingredientes y vacíalos en un tazón. Reserva.

Para el relleno

Fríe la carne con tres cucharadas de aceite; salpimienta y agrega el recaudo. Añade los ingredientes restantes y cocina a fuego lento, hasta que las frutas suelten su jugo. Rectifica el sazón y retira del fuego cuando ya estén cocidas la carne y la fruta.

Rellena los chiles con la mezcla de carne y fruta, lo ideal es una porción de 80 a 100 gramos (una cucharada “copeteada”).  Al servir, báñalos con la nogada y adorna con granada y hojas de perejil.

Agiliza la elaboración

  1. Elige chiles poblanos de textura firme y piel tersa
  2. Para evitar la oxidación de la fruta, deposítala en una mezcla de agua mineral y el jugo de 2 limones. Escúrrela bien cuando la incorpores a la preparación del relleno.

Con información de Salud180

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo Padilla Hnos.