Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

¿Deprimido? Podrían ser tus medicinas

Publicado

el

Los medicamentos que toman más de un tercio de los adultos de EE. UU. tienen la depresión como un posible efecto secundario, revela un nuevo estudio.

 

Esos medicamentos incluyen unos antihipertensivos llamados beta bloqueadores, los anticonceptivos hormonales y los analgésicos, señalaron los investigadores.

Resultado de imagen para ¿Deprimido? Podrían ser tus medicinas

Y el 37 por ciento de los estadounidenses los usan, según el estudio de 26,000 adultos.

 

“El uso de medicamentos múltiples asociados con un riesgo potencial de depresión o síntomas suicidas está en aumento, y podría estar contribuyendo al creciente problema de la depresión”, dijo la investigadora principal, Dima Mazen Qato.

 

Las tasas de suicidio están en aumento en Estados Unidos, y los médicos también se están enfrentando a una depresión resistente al tratamiento, advirtió Qato, profesora asistente en el Colegio de Farmacia de la Universidad de Illinois.

 

En el estudio, ella y sus colaboradores recolectaron datos sobre hombres y mujeres que participaron en la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. entre 2005 y 2014.

 

El equipo encontró que el uso de tres o más medicamentos recetados vinculados con la depresión aumentó de un 7 por ciento en 2005 a un 10 por ciento en 2014.

 

Las probabilidades de reportar depresión fueron significativamente más altas entre los adultos que utilizaban medicamentos múltiples, anotó.

 

Por ejemplo, un 15 por ciento de los que tomaban tres o más de esos medicamentos reportaron depresión, frente a un 7 por ciento de los que solo tomaban un fármaco vinculado con el trastorno del estado de ánimo, comentó Qato.

Resultado de imagen para ¿Deprimido? Podrían ser tus medicinas

Qato añadió que el patrón persistió entre los que usaban antidepresivos y los que no.

 

Además de los antihipertensivos como el metoprolol y el atenolol, los medicamentos que pueden conducir a la depresión incluyen a la gabapentina (Neurontin), un tratamiento anticonvulsivo que también se utiliza para la culebrilla. Otros son inhibidores de la bomba de protones como Prilosec, analgésicos como el ibuprofeno (Advil, Motrin) y la hidrocodona, y hormonas sexuales como el estradiol, anotó el estudio.

 

Con Información de El Debate

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo Padilla Hnos.