Escucha FM105

Visita nuestras redes

Nacional

Dos años de prisión le dieron por matar su “amiga”

Publicado

el

El castigo de dos años de cárcel que recibió Diego “N” por matar a su compañera de clases Daniela Jiménez Covarrubias en Nuevo León, podría reducirse aún más, pues la defensa del sentenciado tramitó una audiencia para pedir su libertad anticipada por buena conducta.

Daniela tenía 15 años de edad, estudiaba en la Escuela Preparatoria “Prof. Ignacio Carrillo Franco” en Montemorelos, Nuevo León, y su aspiración era terminar la carrera de psicología.

La menor fue asesinada por su “amigo” la tarde del 6 de octubre de 2016.

Diego, quien entonces tenía 16 años, le quebró los dedos, le cortó la cara seis veces con un cúter, le golpeó la cabeza con un ladrillo y la degolló. Una herida de 15 centímetros de profundidad alcanzó la arteria carótida y provocó la muerte de la chica.

Posteriormente, abandonó el cadáver en un paraje y se hirió a sí mismo para inventar una historia a fin de lavarse las manos. Corrió a un Hospital, a 2 kilómetros del lugar, contó que habían sido asaltados y llevó a la policía a la escena del crimen. En el interrogatorio cayó en contracciones y finalmente confesó. La policía lo arrestó esa misma noche.

El 9 de octubre de 2016, Diego fue vinculado a proceso por el delito de homicidio doloso, que después se reclasificó a feminicidio. El 23 de febrero de ese mismo año fue sentenciado a dos años de internamiento, tras un juicio abreviado.

Ahora, en cualquier día cercano, Diego podría salir en libertad y antes de concretar su sentencia.

El pasado 10 de abril, la familia de la víctima fue alertada que la defensa de Diego busca la libertad anticipada, pues solicitó una audiencia para la reducción de pena bajo el argumento de buena conducta.

Mirna Covarrubias, madre de Daniela, está indignada.

“¿Cómo van a bajar más la pena, si ya se había reducido de tres a dos años, inicialmente? […] Después de la condena tan ridícula, ¿todavía la van a reducir más por “buena conducta”? ¡Me parece increíble! Si de por sí dos años a todo mundo le causan risa, coraje, ¿todavía quieren acortarla más?”, cuestionó.

Diego fue trasladado del Consejo Tutelar de Menores de Escobedo, Nuevo León, al tutelar en la Ciudad de México el 31 de agosto del 2017, en donde presuntamente aún se encuentra.

La familia de Daniela denunció que las diligencias y trámites de traslado se realizaron sin ninguna notificación oficial por lo que les extraña que ahora los busquen para notificarles sobre la solicitud de disminución de pena.

Mirna Covarrubias consideró que este tipo de derechos otorgados a menores que cometen delitos graves, como matar brutalmente a una niña, abonan más a la crisis de impunidad en el país.

Que cumpla la sentencia

La madre de la jovencita solo pide que el agresor de su hija cumpla el total de la sentencia “ridícula”.

“Lo único que queda es que por lo menos salga el 5 de octubre, como se estableció. Si bien es cierto nada va a devolverme a mi hija, pero al menos que no salga antes.

Para la madre de la víctima este beneficio significaría una premiación para el joven feminicida.

“¿Cómo pueden decir que tiene buena conducta después de que mató a alguien en esa forma? Estoy de acuerdo que haya beneficios de buena conducta para otro delitos, pero para delitos de alto impacto, ¿cómo pueden aplicarles lo de la buena conducta y más cuando sabes el antecedente? Él tiene un desorden disociativo. Tiene carita de ángel, yo lo vi cuando fuimos a las audiencias, pero no lo es. Es un psicópata”, concluyó.

Con información de Excelsior

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo Padilla Hnos.