Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

Comer bien para evitar males renales

Publicado

el

Los principales factores de riesgo para padecer enfermedades renales en México, están vinculados a enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad, la hipertensión y la diabetes, estas merman el rendimiento óptimo de los riñones, generando males renales indicó el doctor Alfonso Cueto Manzano, jefe de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Renales del Hospital de Especialidades Centro Médico Nacional de Occidente.

“Las enfermedades crónicas no transmisibles van en aumento cada vez más. La principal causa de enfermedades renales en México y el mundo es la diabetes mellitus, que causa que ingresen a diálisis seis de cada 10 pacientes cada año”, recalcó Cueto Manzano, también miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Por su parte, Roxana Márquez, miembro de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Renales del CMNO, menciona que además existen otros factores de riesgo para desarrollar estas enfermedades, como la hipertensión o haber presentado bajo peso al momento de nacer. Factores como estos desencadenan en malestares renales, por lo que ella trabaja en la prevención de estas desde la nutrición.

“En nutrición nos importa que el paciente tenga una dieta saludable, es decir, que incluya suficientes frutas y verduras, que no haya exceso en consumo de carne o alimentos procesados o con sal, que haya un adecuado consumo de agua y que con esas dietas saludables puedan tener un peso sano”.

La investigadora relaciona los malos hábitos alimenticios y el desarrollo de enfermedades renales con el efecto dominó, y asegura que una dieta no saludable puede generar padecimientos como la obesidad, que eventualmente predispone otros malestares como la diabetes y la hipertensión, que tienden a facilitar el desarrollo de enfermedades renales.

Para evitar llegar a esas enfermedades, Roxana Márquez señala que hay hábitos de alimentación sencillos que los pacientes pueden seguir. Por ejemplo, recomienda consumir entre tres y cinco porciones de frutas y verduras al día, entre 1.5 y dos litros de agua y limitar la ingesta de carne a dos o tres veces a la semana, así como evitar los alimentos enlatados y procesados por su alto contenido de sodio.

Cada vez hay más mujeres con piedras en los riñones
La nutrióloga señala que entre los principales hábitos de mala alimentación se encuentra la ingesta excesiva de proteínas y sodio. La especialista menciona que lo recomendable es consumir entre 0.8 y 1.2 gramos de proteína por cada kilo de peso; no obstante, hay un promedio de consumo de entre 1.4 y dos gramos por kilo.

En el caso del sodio, se recomienda ingerir menos de mil 500 miligramos al día, pero el consumo en promedio es de seis mil miligramos. La especialista asegura que a los pacientes con enfermedades renales en etapas tempranas se les sugiere llevar una dieta adecuada para mantener equilibrados los niveles de glucosa y nivel arterial.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Grupo Padilla Hnos.