Escucha FM105

Visita nuestras redes

Espectáculos

Phil Collins se niega a morir

Publicado

el

El cantante y compositor británico, Phil Collins se niega a morir, es lo que parece decirle a todos sus seguidores mexicanos con la más reciente parte de su gira “Not Dead Yet” que ha tocado suelo nacional este fin de semana luego de 24 años de su última visita.

La cita fue los días 6, 7, 9 y 10 de marzo en Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México, respectivamente.  Con un setlist que recorrió toda su carrera, los conciertos daban inicio atinadamente con Against All Odds, seguida de Another Day In Paradise, que puso al publico listo y a la espera de todos los hits, los cuales se fueron dando uno tras otro, pasando por toda su etapa solista, incluyendo su paso por la banda Genesis, que se reflejo con canciones como Invisible Touch, Throwing it All Away y Follow You Follow Me.

Los conciertos terminan con Sussudio, para regresar brevemente con Take Me Home y decir adiós definitivamente.

Phil Collins se niega a morir

La gira seguirá el resto del mes por países como Peru, Argentina, terminando el 23 de marzo en Puerto Rico. Más conciertos no han sido anunciados, aunque no sería raro verlo extender su gira por Estados Unidos durante el resto del año.

Esta gira es importante y muy emotiva para Phil Collins pues marca su regreso a los escenarios luego de diez años de no realizar giras, haber anunciado su retiro, sacar su recopilación de todos sus sencillos y publicar una biografía, la cual comparte nombre con el tour.

El cantante y compositor estuvo en México
El cantante y compositor estuvo en México

También es su primera gira donde en ningún momento se sitúa detrás de la batería, aunque desde que Peter Gabriel dejo Genesis y tomo el puesto de vocalista no era raro durante sus conciertos verlo tomar las baquetas y asumir ese papel de baterista en los momentos más emotivos, como la segunda parte de In the Air Tonight o haciendo un solo lleno de virtuosismo junto a su percusionista o baterista de ese momento, ahora el encargado de llevar el ritmo es su hijo Nick Collins, de tan solo 16 años,  que demuestra que el talento corre en familia.

Muchas veces odiado y criticado, habiendo superado sus problemas de espalda y oído que lo llevaron a dejar los escenarios, durante estos conciertos, a pesar de estar siempre sentado en un banco y no verle la vitalidad que siempre proyectaba, se ve a un Phil Collins contento con su legado, cantando las canciones que le gustan, propias y covers, junto con su hijo, con una voz por la que no pasan los años y dejándole claro a todos que la magia y el talento siempre ha estado en el aire en la noche.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Grupo Padilla Hnos.