Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

Hablar mal de tus amigos, ¿puede ser saludable?

Publicado

el

Hablando con toda honestidad: seguro has hablado mal de un amigo tuyo al menos una vez. Incluso el mejor amigo más santo del mundo puede hacer algo que te moleste. Hasta tal punto que lo has mencionado con alguien más.

Y hablar mal de alguien, especialmente de una persona que quieres, puede hacerte sentir como un gusano…pero según nuevos estudios, podría ser bueno para ti.

Te ayuda a desahogarte

Hay un elemento que alivia el estrés cada vez que compartimos nuestros problemas con una persona de confianza. Si 2 individuos tienen una amistad segura, hablar libremente es increíblemente terapéutico. Es un método de desahogo que TODOS hemos utilizado en algún momento. Y la buena noticia es ¡que es saludable!

Obviamente si sólo chismeas del MISMO amigo y de todo lo malo que ha hecho (sin hablar de una solución), terminarás más frustrada que relajada. Así que trata de que la conversación se vuelva un poco más constructiva. Es definitivamente mucho mejor procesar la experiencia con un amigo para encontrar una solución.

Te ayudará a ver señales de alerta en la relación de amistad

A veces, sentir la mala vibra de un amigo y consultarla con alguien más puede ayudarte a tener importantes revelaciones (por ejemplo, que esta persona está hablando mal de ti). El chisme prosocial es útil para a transmitir información que nos ayuda a crecer, tener seguridad y saber qué está pasando en nuestro entorno.

Las personas que no son dignas de confianza son más propensas a hablar detrás de otras personas, pero por una buena razón: para advertir a su grupo sobre posibles amigos tóxicos. Discutir el comportamiento que legítimamente te hace daño a ti o a otro amigo puede orillarte a enfrentar el problema de frente.

Tu amigo podría mejorar

Según un estudio del 2014, la gente de la que se chismea termina mejorando sus conductas egoístas para sentir la aceptación del grupo nuevamente. En otras palabras, tu mal amigo impuntual podría, eventualmente, mejorar si descubre que su conducta te está lastimando o molestando. Es posible que este amigo simplemente no sepa lo que te molesta… así que posiblemente siga haciendo lo mismo.

Te enseña lo que NO deberías hacer

Lo que nos molesta de estas personas puede ayudarnos a nosotros mismos a mejorar nuestra conducta e identificar defectos que, por obvias razones, irritan a los demás. Por ejemplo, si notas que tu amigo es impuntual y a ti te molesta, tú dejarás el mal hábito, si es que lo tienes. Diseccionar por qué algunas acciones sutiles son desconsideradas o molestas nos ayuda a crecer como personas.

 

 

Información de : Entorno Informativo 

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo Padilla Hnos.