Escucha FM105

Visita nuestras redes

Salud

¿Por qué es malo meterse al agua después de comer?

Publicado

el

Seguro cuando eras pequeña llorabas porque por más que insistieras tu papás no te daban permiso de meterte a la alberca o al mar después de comer y la negación de un “chapuzón” puede ser toda una tortura en la infancia.

Claro, tus padres no lo hacían con el afán de prohibir por prohibir, sino de protegerte pues es sabido que es “peligroso”. Pero, ¿por qué es malo meterse al agua después de comer?

 

Al meternos al agua inmediatamente después de comer corremos el riesgo de experimentar el “corte de digestión” (hidrocución), una especie shock provocado por un cambio de temperatura brusco ante el contacto de la piel y las vías respiratorias con el agua fría.

Lo anterior, puede causar problemas de respiración y circulación sanguínea, lo que a su vez acelera al corazón y eleva el riesgo de sufrir un paro cardiorrespiratorio.

La buena noticia es que la noción de que para prevenir el “corte de digestión” es esperando tres horas a que pase la digestión es un mito, y lo único que realmente se debe hacer es meterse al agua poco a poco, primero los pies, luego las piernas, estómago y así sucesivamente…

¿Qué tal eh? Si quieres nadar tras una rica comidita o tus hijos lo desean, no te limites, solo hazlo con precaución.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Grupo Padilla Hnos.