Escucha FM105

Visita nuestras redes

Mundo

Hispano es ejecutado en Texas con inyacción letal

Publicado

el

El acusado llevaba en prisión casi 25 años, su ejecución había sido programada otras tres veces, pero su abogado lograba bloquearla.
 
 Rolando Ruíz fue condenado a pena de muerte luego de que la Corte Suprema rechazara un recurso presentado de último momento este martes en su defensa.
Ruíz fue condenado por matar por encargo a una mujer en San Antonio, en 1992, a cambio de 2 mil dólares que le pagó el esposo de la víctima, quien quería cobrar el seguro de vida de la fémina.
El abogado de Rolando había pedido a la Corte Suprema que revisara el caso, pero finalmente el reo recibió la inyección letal alrededor de las 22:36 horas de ayer y fue declarado muerto a las 23:06 hora local, según confirmó un funcionario de la prisión de Huntsville, Texas.
El acusado llevaba en prisión casi 25 años, su ejecución había sido programada otras tres veces, pero su abogado lograba bloquearla. Esta vez al igual que las veces anteriores, su abogado intentó impedir la ejecución argumentando que Ruiz estuvo en el corredor de la muerte casi 22 años, lo que se considera un castigo cruel e inusual, pero no tuvo éxito.
Antes de ser ejecutado, Rolando, de 44 años, pidió perdón a la familia de la víctima, que estaban presentes al momento de que se le aplicó la inyección letal.
“Las palabras no expresan cuánto siento el dolor que les he causado. Que esto les traiga paz y perdón. Lo siento. A mi familia, gracias por su amor y su apoyo. Estoy en paz”.
Michael Rodríguez, esposo de la víctima y su hermano, Mark Rodríguez, armaron el plan para el asesinato de Theresa Rodríguez y posteriormente cobrar el dinero del seguro de vida de la mujer. Contrataron a Rolando, cuando apenas tenía 20 años, y le pagaron 2 mil dólares.
Documento que muestra la información criminal de Roland Ruiz. Foto: Univisión Noticias
En dos ocasiones se intentó llevar a cabo el asesinato. La primera, en un restaurante, pero Rolando se desistió por la presencia de un policía, días después se preparó para el segundo intento, en un cine, pero ni Michael ni Theresa llegaron.
Intentó por tercera ocasión, esta vez tuvo éxito. Según el documento de información criminal, Ruiz estacionó su unidad cerca de la de Michael, se bajó y le disparó en la cabeza a la mujer con un revólver Magnum 357, en el garaje de su casa.
El hispano confesó el crimen en tres ocasiones, pero durante el juicio aseguró que había matado a la mujer sin intención y al estar bajo los efectos de drogas.
Ruiz se convirtió en el tercer reo condenado a la inyección letal en Texas este año y el quinto en el país.
Los hermanos fueron condenados a cadena perpetua por su participación en el crimen. Michael, el esposo de la fallecida, se fugó de la prisión en el 2000 en el sonado caso “Texas 7”, cuando varios reos escaparon y en su huida mataron a un funcionario. Michael fue recapturado y sentenciado a la pena de muerte. Su ejecución ocurrió en 2008.
Continuar leyendo

Grupo Padilla Hnos.